Retraso en el desarrollo del lenguaje: Cómo y cuándo actuar

10 diciembre 2019 (reeditado) / 6 minutos de lectura

El retraso del lenguaje corresponde a un desfase cronológico en el desarrollo y adquisición normal del lenguaje, el cual puede ser explicado por un desarrollo general enlentecido y/o por factores madurativos propios del niño que enlentecen su desarrollo. 

 

En otras palabras, los niños que presentan un retraso en el desarrollo del lenguaje siguen un patrón lingüístico normal de desarrollo, pero este es desfasado cronológicamente, dando la impresión de estar frente a un niño de menor edad (ej. un niño tiene 2 años, pero por su lenguaje pareciera ser un niño de 1 año). 

El retraso del lenguaje presenta ciertas características que lo definen como tal. Algunas de estas características son:

| Naturaleza del retraso

​Como se mencionaba anteriormente, se presume que el retraso del lenguaje tiene una fisiopatología madurativa, por lo que el niño con retraso del lenguaje probablemente presenta (o presentó) dificultades (o retraso) para afirmar la cabeza, gatear, balbucear, dar los primeros pasos, decir la primera palabra, etc. Existe antecedentes de un desarrollo general algo más lento de lo habitual.

 

| Dimensiones del lenguaje afectadas

Los niños con retraso del lenguaje se caracterizan por presentar en general una buena comprensión. Sus dificultades radican principalmente en el aspecto expresivo del lenguaje (nivel fonológico y sintáctico). Sus emisiones se caracterizan por parecer a un niño de edad inferior. 

 

| Evolución

El retraso del lenguaje presenta una buena evolución. Uno de los aspecto que los diferencia de los trastornos del lenguaje, es principalmente el factor evolutivo de este. El retraso del lenguaje presenta buen pronóstico y no afecta negativamente al aprendizaje de la lecto-escritura. 

 

| Respuesta a la terapia

Los niños con retraso del lenguaje presentan una rápida mejoría. Logran superar sus dificultades. 

¿Cómo se si mi hijo(a) presenta un retraso en el desarrollo del lenguaje?

Para saber si un niño presenta o no un retraso en el desarrollo en el lenguaje, se hace indispensable saber qué es lo esperable para una determinada edad. Así, se espera que un niño a los seis meses balbucee, al año de edad diga su primera palabra, a los dos años construya frases de dos palabras y a los tres años construya frases de tres o más palabras.

 

Un niño podría presentar un retraso en el desarrollo del lenguaje, si por ejemplo:

 

Se comunica mediante balbuceo a una edad que ya debiese producir palabras. (ej. Un niño de 1 año y 6 meses, emite muchos sonidos pero no palabras).

 

Se comunica mediante gestos y/o sonidos aislados a una edad que ya debiese comunicarse con palabras. (ej. Un niño tiene 2 años y aún se comunica a través de gestos. Apunta con el dedo todo lo que necesita).

 

Sus emisiones son ininteligibles. (ej. Un niño tiene 2 años y 6 meses, dice muchas palabras pero se le entiende muy poco).

 

Sabe muchas palabras pero no construye frases. (ej. Un niño tiene 2 años y 6 meses, dice muchas palabras sueltas, pero no une dos o más palabras para formar frases y oraciones).

 

Dice muchas palabras, pero todas las acorta (ej. Un niño de 2 años debiese ser capaz de producir palabras que contengan al menos dos sílabas y a los 3 años tres sílabas, como "mamá" "papá" "gato"; "caballo" "oveja" "gallina", respectivamente. Un niño con retraso en el desarrollo del lenguaje tiende a acortar las palabras: al caballo lo llaman "ballo"; a la vaca "aca", etc.).

 

Le cuesta seguir instrucciones y/o comprender elementos gramaticales como adverbios de lugar (arriba/abajo/delante), pronombres posesivos (mio/tuyo/nuestro), verbos (comer/cantar/dormir), etc. 

 

En palabras de los padres y/o cuidadores de niños que consultan por un retraso en el desarrollo del lenguaje, su hijo(a): 

 

  • "Entiende todo, pero no habla"

  • "Es despierto(a), hace todo lo que yo le digo, pero es flojo para hablar"

  • "Habla como loro, pero no se le entiende nada"

  • "Dice palabras sueltas, pero no junta dos palabras"

  • "Pide las cosas apuntando"

  • "Es el regalón de la casa, por eso creo que habla así"

  • "Su primito de la misma edad habla mucho más que él"

 

¿Cuándo actuar?

 

Hablamos de un retraso en el desarrollo del lenguaje en niños menores de 3 - 4 años de edad. Por lo tanto toda acción temprana y oportuna será beneficiosa para tu hijo(a). 

 

Si identificaste alguno de los ejemplos anteriormente descritos en tu hijo(a), consulta con un profesional Fonoaudiólogo. 

¿Cómo actuar?

En los casos de retraso en el desarrollo del lenguaje (y en el desarrollo infantil en general), es esencial e  indispensable realizar cambios en el entorno familiar y/o cercano al niño que le permitan desarrollar y potenciar sus habilidades lingüísticas.

 

Se sugiere realizar cambios tales como: 

 

| Hablar claramente / Evitar el uso excesivo de las niñerías

Lo que no hay que hacer

Los padres y/o cuidadores (y todos en general) tendemos a hablarles a los niños pequeños con un lenguaje más infantilizado, cayendo muchas veces en un uso excesivo y permanente de niñerías. 

(ej. En vez de preguntarle "¿dónde está mi bebé hermoso?", le decimos "¿nonde ta mi buabua mocha pechocha?").

 

Lo que hay que hacer

Háblale claramente, nómbrale las cosas por su nombre, evitando el uso excesivo de las niñerías. Esto no quiere decir que dejes de ser cariñoso, al contrario, mientras más cariñosa sea tu voz, con mayor entonación y variaciones tonales; mayor será su atención a tu lenguaje. 

 

Si existe algún familiar (algún tío, tía, abuelo, etc) que le habla con uso excesivo de niñerías, hazle saber esta información. 

 

| Juega con tu hijo(a)

Lo que no hay que hacer

Actualmente el uso excesivo de la tecnología y la falta de tiempo de los padres y/o cuidadores, restringen los periodos de juego y los momentos de compartir en familia. 

(ej. Llega el papá/mamá del trabajo y en vez de jugar 5 minutos con su hijo(a), le pasa el celular para que no de "problemas" y lo(a) deje descansar) .

 

Lo que hay que hacer

La manera más sencilla de llegar a los niños es a través del juego, ya que es el juego el medio por el cual ellos exploran y experimentan el mundo.

 

Tírate al suelo y juega con tu hijo(a). Juega a la granja, a las tacitas, a lanzar objetos, a pintar,  a dibujar, etc. Se lúdico y entretenido. Si sientes que no sabes como jugar y/o estimular su lenguaje a través del juego, visita a un Fonoaudiólogo. 

 

| Utiliza las acciones cotidianas para estimular el lenguaje

Lo que no hay que hacer

Estimular el lenguaje no significa tener que sentarse solo 5 minutos al día y enseñarle a hablar a tu hijo, sino que es un modo de vida y estimulación permanente.

(ej. Sentar a tu hijo(a) 5 minutos, enseñarle los animales y nunca más volver a verlos o nombrarlos).

 

Lo que hay que hacer

El lenguaje se adquiere en las acciones más cotidianas que te puedas imaginar. Utiliza esas instancias y estimula el lenguaje de tu hijo(a). 

 

Cuando lo vistas, nómbrale las prendas de vestir.

(ej. "Vamos a poner la polera" / "ahora el pantalón" / "¿dónde están los zapatos").

 

Cuando lo bañes, nómbrale las partes del cuerpo. 

(ej. "Lavamos un brazo" / "lavamos el otro brazo" / "¿dónde está tu pelo?").

 

Cuando vayas a hacer las compras, nómbrale las frutas, verduras, alimentos, etc. 

(ej. "Esta es una manzana / es una fruta / es roja / es muy deliciosa").

 

Cuando cocinen juntos, nómbrale los utensilios, los alimentos, verbos.

(ej. "Pásame la cuchara" / "corta el plátano" / "¿dónde está la taza?").

 

| Deja de entregarle todo lo que pida indicando

Lo que no hay que hacer

Uno de los errores más frecuente que cometen los padres y/o cuidadores es entregar al niño todo lo que indica con el dedo. Esta acción hace que el niño no necesite hablar (ej. Cada vez que el niño quiere algo, emite algún sonido aislados "mmm" "aaa" para llamar la atención del adulto. Una vez que tiene su atención, indica algo con el dedo, y el adulto se lo entrega). 

 

Lo que hay que hacer

Cada vez que tu hijo(a) pida algo con el dedo, nómbrale el objeto reiteradas veces y haz lo mismo cuando lo vuelva a pedir. Cuando tu hijo(a) vuelva a pedir el objeto indicando, tú le preguntas por el nombre del objeto y espera algún intento de vocalización por parte del niño. Cualquier emisión de palabra y/o intento de ella, debes felicitarlo y recompensarlo para que se vuelva a repetir. 

 

 

Recuerda siempre que cada niño es diferente. Todos aprenden a un ritmo y velocidad diferente. No le reproches, ni le reniegues su dificultad, sino que ayúdale a superarlas y a desarrollar nuevas habilidades. 

 

Si identificas alguna dificultad en el desarrollo del lenguaje en tu hijo(a), consulta con un Fonoaudiólogo.

Javier E. Riquelme González

Fonoaudiólogo, Universidad de La Frontera

Diplomado en Salud Familiar

Diplomado (c) en Infancia y Adolescencia

Desempreño profesional en salud pública (APS)

  • Facebook
  • Icono social LinkedIn
79373042_807330893072016_704812547114532

12 de diciembre 2019

Audiometría ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

Bebé jugando con el ábaco

10 de diciembre 2019

¿Qué debería hacer mi hijo(a) entre los 0 y 12 meses de edad?

Listo para la escuela

10 de diciembre 2019

10 Signos de dificultades en el desarrollo del lenguaje

Hola. Soy Javier, fonoaudiológo creador del sitio web Más Fonoaudiología...

Gracias por leer y compartir mis artículos.

  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Icono de YouTube
  • Pinterest - Gris Círculo

Temuco, Chile

© Más Fonoaudiología 2017- 2020