Estimulación temprana del lenguaje: Desde los 0 a 12 meses

16 diciembre 2019 (reeditado) / 5 minutos de lectura

El desarrollo del lenguaje corresponde al proceso cognitivo mediante el cual el niño adquiere las habilidades necesarias para comunicar. Lejos de ser una etapa sencilla, es un proceso altamente complejo en el cual la familia y el entorno cumplen un rol esencial y protagónico.

El desarrollo del lenguaje puede ser dividido en dos grandes etapas: una etapa prelingüística y una etapa lingüística. La etapa prelingüística comprende desde el nacimiento hasta los 12 meses de edad o hasta cuando el niño dice sus primeras palabras. En tanto la etapa lingüística comienza con la producción de la primera palabra e incluye todo el posterior desarrollo del lenguaje.

 

En la etapa prelinguistica el niño llora, grita, gorjea, se sobresalta ante ruidos intensos, mira a los ojos, sigue los objetos con la mirada, balbucea, imita conversaciones, ríe, etc. En tanto en la etapa lingüística el niño dice su primera palabra, construye frases y oraciones, habla de sus intereses, inicia conversaciones, etc. Un adecuado desarrollo prelingüístico predispone un correcto desarrollo del lenguaje en etapas posteriores. 

 

A continuación se describe las principales habilidades lingüísticas esperables para los niño entre los 0 y 12 meses de edad.

| Entre los 0 y 3 meses de edad

  • Llora.

  • Grita.

  • Se sobresalta ante ruidos intensos.

  • Realiza sonidos vegetativos como eructos, tos, estornudos.

  • Busca la fuente sonora.

  • Sigue objetos con la mirada en el plano horizontal.

  • Reacciona ante la voz de la madre.

  • Mira a los ojos a la madre al momento de amamantar.

  • Aparece la sonrisa refleja (sin fin social).

 

| Entre los 3 y 6 meses de edad

  • Gorjea (sonidos como "gggg").

  • Se dirige a la fuente sonora.

  • Realiza vocalizaciones.

  • Aparece la producción de vocales.

  • Aparece la producción de sonidos tales como la /m/ y la /p/.

  • Comienza a balbucear.

  • Reconoce su nombre.

  • Reconoce los cambios de entonación e intensidad.

  • Comienza a desarrollarse la intersubjetividad primaria.

  • Aparece la sonrisa social.

  • Deja de llorar cuando le hablan.

  • Reacciona ante expresiones de cariño o enojo.

 

| Entre los 6 y 9 meses de edad

  • Comienza a balbucear con una mayor cantidad de sonidos.

  • Realiza vocalizaciones con inflexiones de intensidad y entonación. 

  • Repite sonidos. 

  • Comienza a desarrollar la permanencia del objeto.

  • Reacciona al "no".

  • Comienza el juego funcional.

  • Imita gestos simples.

  • Comienza a desarrollar la intersubjetivdad secundaria.

  • Aparecen las protoconversaciones (balbuceo rico en sonidos y entonación, simulando una conversación adulta).

 

| Entre los 9 y 12 meses de edad

  • Imita sonidos.

  • Imita los movimientos de los labios de los adultos.

  • Produce onomatopeyas.

  • Dice su primera palabra con intención.

  • Comprende y sigue órdenes simples.

  • Comprende palabras familiares como mamá y papá.

  • Responde al nombre.

  • Comienza a desarrollarse la atención conjunta.

  • Comprende deícticos (allá, acá, aquí).

  • Hace uso de protodeclarativos (llama la atención del adulto para compartir algo de su interés).

  • Hace uso de protoimperativos (llama la atención del adulto para que haga algo en su beneficio).

  • Saluda y se despide (moviendo la mano).

 

 

A continuación se describe algunas actividades para estimular el lenguaje de tu hijo(a) desde edades tempranas. 

1. Responder al llanto

Al nacer, y durante los primeros meses de vida, la única forma de comunicar sus necesidades es a través del llanto. La respuesta de los padres ante el llanto le otorgará un grado de seguridad al niño que le permitirá compartir sus necesidades y emociones continuamente. 

¿Desde cuando implementar?Desde los 0 meses en adelante.

¿Qué hacer?: Suplir las necesidades que intenta comunicarnos el niño a través del llanto (alimentarlo, cambiarle pañales, darle seguridad, mecerlo, etc.). Esto llevara a fomentar el apego y vínculos afectivos, además de estimular el desarrollo prelingüístico. 

2. Mirar a los ojos mientras se amamanta 

Al recién nacido le es difícil diferenciar a una persona de un objeto. Para esto, los neonatos suelen guiarse por determinados contrastes visuales que le permite reconocer a una persona. Este contraste se centra en el rostro, especialmente en los ojos. El mantener un contacto ocular al momento de amamantar con el bebé, ayuda a establecer un vínculo de apego esencial con la madre e introducir el interés por comunicar.

¿Desde cuando implementar?Desde los 0 meses en adelante.

¿Qué hacer?: Mirar al bebé a los ojos mientras se amamanta. Sonreírle, hablarle y cantarle. Evita realizar alguna otra cosa mientras das de amamantar, como por ejemplo ver televisión. Utiliza ese momento para mirarlo a los ojos.

3. Seguir objetos con la mirada

Los recién nacidos no ven del todo nítido, la visión se va desarrollando en los primeros meses de vida. El bebé puede observar las cosas que le interesa cuando están a una distancia de 20 cm en relación a sus ojos y estos objetos deben estar estáticos y no ser excesivamente brillantes. 

El seguir los objetos con la mirada, predispone el desarrollo del contenido y uso del lenguaje, lo que se traduce en la capacidad de crear conceptos (comprender) y compartir sus intereses con los demás. 

¿Desde cuando implementar?Desde los 2 meses en adelante.

¿Qué hacer?: Tender al bebé en la cama o en una alfombra. Tomar un objeto de interés para el bebé y colocarlo a 20 cm de distancia de sus ojos. Una vez que haya establecido el contacto ocular con el objeto, movilizarlo lentamente hacia un lado y luego al otro en un máximo de 45°.

4. Buscar la fuente sonora

El lenguaje se adquiere mediante el sentido de la audición, por lo que su indemnidad y funcionalidad es crucial para el correcto desarrollo del lenguaje. 

La cabeza es la primera parte del cuerpo que el bebé controla (al rededor de los 3 meses). Esta nueva capacidad le permite examinar lo que sucede a su alrededor girando la cabeza. 

¿Desde cuando implementar?Desde los 3 meses en adelante.

¿Qué hacer?: Tender al bebé en la cama o en una alfombra, y llamar su atención con la voz. Una vez logrado esto, de forma imprevista, se debe hacer sonar un objeto (sin que el bebé haya visto previamente el objeto) y esperar a que gire la cabeza tratando de encontrar la origen del sonido. 

5. Fomentar la imitación del habla a través de la propiocepción

Los niños aprenden por imitación y en este intento hay que utilizar todos los canales sensitivos posibles (auditivo, táctil, visual, etc.). Es posible estimular la producción de sonidos y balbuceo a través de la propiocepción, a través de la cual se busca que el niño "se de cuenta" que de la boca provienen los sonidos. Esta acción lleva a que el niño comience a producir una mayor cantidad sonidos. 

¿Desde cuando implementar?Desde los 3 meses en adelante.

¿Qué hacer?: Tomar la mano o el pie del bebé y comenzar a hacerle sonidos con la boca con el objetivo de que perciba las vibraciones del sonido y el movimiento de labios al hablar. Dile "mamamama" "papapapa" "tatatata", dale besos, realiza vibraciones labiales, etc.

6. Fomentar el juego funcional o de ejercicio

El juego funcional corresponde a un tipo de juego o actividad típica de la etapa sensoriomotora (entre los 0 a 2 años de edad), la cual consiste en repetir una y otra vez una acción por el solo hecho de obtener una respuesta inmediata o simplemente placer. El juego funcional le permite al niño explorar, desarrollar habilidades cognitivas, habilidades físicas y desarrollar el lenguaje. 

¿Desde cuando implementar?Desde los 6 meses en adelante.

¿Qué hacer?: Realizar juegos en el cual deba gatear, alcanzar objetos y lanzarlos. 

Permitirle morder y chupar objetos, previamente desinfectados y siempre bajo la supervición de un adulto. Hacerle reír, jugar e interactuar con los integrantes de la familia. En cada una de estas actividades se sugiere ir nombrando los objetos, describiendo sus características y funciones. 

7. Desarrollar la permanencia del objeto

A partir de los 6 meses, los niños comienzan a buscar objetos ocultos. Esto depende en gran medida de sus habilidades físicas y cognitivas. La búsqueda de objetos que han sido escondidos evoluciona desde un desinterés total por el objeto oculto hasta una búsqueda controlada y precisa al año de edad. Esta capacidad le permite al niño comprender que las cosas y/o personas existen pese a que no se encuentren frente a sus ojos o presencia. El buscar objetos ocultos predispone el desarrollo de la capacidad de crear conceptos y significados. 

¿Desde cuando implementar?Desde los 6 - 7 meses en adelante.

¿Qué hacer?Jugar al "¿Dónde está? ¡Aquí está! (también llamado Cucú-tras).

Se sugiere sentar al niño en la cama o en una alfombra. El cuidador debe cubrirse la cara con un paño y preguntarle “¿Dónde está ?” e inmediatamente descubrirse la cara y decir “¡Aquí está!”.

8. Fomentar imitación del habla a través del contacto visual con las estructuras del habla

Una de las formas en la que los niños adquieren sus habilidades articulatorias es a través de la imitación. La imitación de los movimientos del habla le permitirán al niño ir produciendo una mayor cantidad de sonido y finalmente las primeras palabras. 

¿Desde cuando implementar?Desde los 9 meses en adelante.

¿Qué hacer?: Sentar al bebé de tal forma que logre establecer contacto ocular con el adulto (o bajar a la altura del niño) y llamar su atención con un objeto. Una vez centrada su atención, llevar el objeto a la altura de nuestra boca y exagerar la articulación del nombre del objeto. Se espera que el niño mueva sus labios en respuesta a la estimulación. 

Cabe destacar que esta misma actividad se puede implementar durante todo el primer año de vida, primero destinado a la producción de sonidos aislados, luego a balbuceo y finalmente a sus primeras palabras. 

Otras formas de estimular el lenguaje de tu hijo(a):

  • Responde positivamente a cada intento de vocalización.

  • Háblale constantemente, con una voz cariñosa y melódica.

  • Cántale mientras lo meces o haces dormir.

  • Míralo siempre a los ojos.

  • Responde positivamente ante una sonrisa.

  • Incluye cambios de entonación e intensidad de voz.

  • Háblale cuando llore.

  • Responde con lenguaje real a las vocaliazaciones o balbuceo de tu hijo(a).

  • Acompaña el lenguaje verbal con el lenguaje no verbal (movimiento de cabeza cuando dices "no", por ejemplo).

  • Llámalo por su nombre.

  • Háblale claramente.

  • Baja a su nivel. Cuando quieras hablarle agáchate.

  • Realiza juegos de "toma/dame".

  • Dale órdenes sencillas que incluyan objetos y personas cercanas.

  • Responder positivamente cuando intenta enseñarnos algún objeto.

  • Responder positivamente cuando nos pide algún objeto.

  • Decirle hola y chao cuando corresponda.

Recuerda siempre...

  • Mientras más melódica, dulce y cariñosa sea tu voz, mayor será su atención al lenguaje. 

  • Evita hacer uso excesivo de niñerías (ej. "nonde ta mi bebe mocho pechocho"). 

  • No sobreestimules. No fuerces a que hable. Tanto la falta de estimulación como la sobreestimulación es mala. 

  • Ordena y mantén limpio siempre los juguetes. 

  • Déjalo que exploren, siempre dentro de tus limites y bajo tu supervición. 

  • Todos los niños aprenden y se desarrollan a un ritmo diferente. Respeta sus tiempos. 

Si detectas alguna dificultad en el desarrollo del lenguaje de tu hijo(a), consulta con un fonoaudiólogo(a). Recuerda que toda acción temprana y oportuna será beneficioso para tu hijo(a). 

Javier E. Riquelme González

Fonoaudiólogo, Universidad de La Frontera

Diplomado en Salud Familiar

Diplomado (c) en Infancia y Adolescencia

Desempeño profesional en salud pública (APS)

  • Facebook
  • Icono social LinkedIn
79373042_807330893072016_704812547114532

12 de diciembre 2019

Audiometría ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

Niño que mira a escondidas sobre la cama

10 de diciembre 2019

Retraso en el desarrollo del lenguaje: Cómo y cuándo actuar

Listo para la escuela

10 de diciembre 2019

10 Signos de dificultades en el desarrollo del lenguaje

Hola. Soy Javier, fonoaudiológo creador del sitio web Más Fonoaudiología...

Gracias por leer y compartir mis artículos.

  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Icono de YouTube
  • Pinterest - Gris Círculo

Temuco, Chile

© Más Fonoaudiología 2017- 2020