Disfonía espasmódica:

Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Flgo. Javier Riquelme González

Disfonía espamódica

La disfonía espasmódica corresponde a una alteración neurológica de la voz, la cual se manifiesta a través de espasmos involuntarios (contracciones disrítmicas de la musculatura de la laringe) que interrumpen el flujo normal del habla y afectan la calidad de la voz. 

La causa de la disfonía espasmódica aún no está del todo clarificada, pero sí existe un consenso médico que adjudica la disfonía espasmódica a un trastorno neurológico del procesamiento motor central de la laringe, la cual induce estos espasmos y generan la disfonía. 

 

La disfonía espasmódica es considerada una alteración rara, poco frecuente. Su prevalencia aún no está del todo esclarecida (al menos en Chile), pero si se sabe que afecta mayoritariamente a mujeres entre los 30 a 50 años de edad. 

 

La disfonía espasmódica es considerada como uno de los trastornos comunicativos más devastadores de la comunicación oral, pues reduce en diversos grados la inteligibilidad del habla y afecta la calidad de vida de quien la padece.

Audios Co. Electronics.png

Tipos de disfonía espamódica

Disfonía espasmódica aductora

Es el tipo de disfonía espasmódica más frecuente (90% de los casos). Se caracteriza por presentar espasmos repentinos e involuntarios que hacen que las cuerdas vocales se cierren y tensen excesivamente durante la fonación. En este tipo de disfonía se genera una voz tensa, estrangulada, áspera y de tonalidad grave. 

 

Disfonía espasmódica abductora

Es el tipo de disfonía espasmódica menos frecuente (10% de los casos). Se caracteriza por presentar espasmos repentinos e involuntarios que hacen que las cuerdas vocales se abran durante la fonación. En este tipo de disfonía se genera una voz débil, aérea y con repentinos cambios de tonalidades hacia los agudos. 

 

Disfonía espasmódica mixta

Incluye características de la disfonía espasmódica aductora y abductora. 

Signos y síntomas de la disfonía espasmódica

Entre los principales signos y síntomas de la disfonía espasmódica se encuentran: 

 

  • Excesiva tensión a nivel de la laringe debido al sobreesfuerzo vocal.

  • Voz ronca, sensación perceptiva de una voz disfónica.

  • Voz áspera, sensación perceptiva de una voz "sucia", deshidratada.

  • Voz quebrada dado a los espasmos.

  • Voz estrangulada, percepción auditiva de una voz apretada.

  • Voz aérea, debido al escape de aire al fonar.

  • Inestabilidad vocal, dado al temblor presente en la voz.

  • Dificultades para conversar.

  • Dificultades para leer en voz alta, en especial cuando es con voz proyectada.

  • Imposibilidad para cantar.

  • Dificultad en la voz de llamada, dificultad para sacar la voz de mando.

 

Te invito a visualizar el siguiente video donde se muestra a un joven con disfonía espasmódica.

Al principio, los síntomas pueden ser leves y pueden presentarse sólo de vez en cuando. Más tarde, pueden empeorar y/o presentarse con mayor frecuencia. La gravedad de los espasmos varían de una persona a otra. 

 

Cabe mencionar que los síntomas pueden empeorar cuando la persona está cansada y/o se enfrenta a situaciones estresantes, y disminuyen cuando se ríe y/o se encuentra a gusto en un ambiente cómodo, sin tensión. 

 

Los espasmos aparecen sólo al momento de fonar. No se producen espasmos en las otras funciones vitales de la laringe como la deglución (tragar) y la respiración.

Diagnóstico

El diagnóstico no es algo fácil de realizar. No existe una prueba específica que permita diagnosticar la disfonía espasmódica. El diagnóstico se basa en la presencia de las características y síntomas descritos y en la ausencia de otras condiciones que pudieran causar problemas similares. Por lo tanto, el diagnóstico de la disfonía espasmódica requiere de la colaboración del médico otorrinolaringólogo, del neurólogo y del fonoaudiólogo. 

 

El otorrinolaringólogo evalúa las condiciones generales en que se encuentran las cuerdas vocales y cómo estas se mueven al fonar, respirar y tragar. 

El neurólogo evalúa y determina la existencia de otros espasmos a nivel del cuerpo o de la existencia de algún trastorno que pudiese explicar la presencia de los espasmos y/o temblor en la voz. 

 

El fonoaudiólogo evalúa la producción y timbre de la voz, evalúa el habla, y cómo incide la disfonía en la calidad de vida y comunicación del individuo. 

Audios Co. Electronics.png

Tratamiento

Actualmente no existe una cura para la disfonía espasmódica, pero sí existen tratamientos para mejorar los síntomas. 

 

El tratamiento de elección en la actualidad es la inyección intracordal de toxina butulínica. El tratamiento consiste en inyectar botox al interior de los músculos de la laringe con la finalidad de reducir los espasmos. Cabe mencionar que este es un tratamiento paliativo, por lo que la persona debe inyectarse toxina butulínica cada 3 - 4 meses de forma permanente. 

 

Te invito a reproducir el siguiente video que registra la voz de una persona antes y después de la inyección de botox en las cuerdas vocales.

En cuanto al tratamiento farmacológico, no existe algún medicamento que cure la disfonía espasmódica, sin embargo, ciertos medicamentos pueden ayudar a disminuir los síntomas. 

 

En relación al tratamiento fonoaudiológico, este es relativamente ineficaz cuando se aplica como único tratamiento de la disfonía espasmódica. Se obtienen mejores resultados cuando se acompaña el tratamiento fonoaudiológico con la inyección de botox y/o consumo de medicamentos. 

 

El objetivo del tratamiento fonoaudiológico en primera instancia es reducir la compresión mediana de las cuerdas vocales y reducir el sobreesfuerzo vocal; mejorar la articulación y reducir en lo posible el temblor de la voz. Para ello se utilizan diversas técnicas tales como ejercicios de firmeza glótica, técnica de sonidos nasales, sonidos fricativos; técnica de hiperagudos, ejercicios articulatorios, etc. Todas estas técnicas deben ser realizadas y supervisadas por un fonoaudiólogo. 

 

 

Ante cualquier duda y/o consulta, visita a tu médico. Recuerda que toda acción temprana y oportuna será beneficiosa para tu salud. 

¡Cuida tu voz!

Javier E. Riquelme González

Fonoaudiólogo, Universidad de La Frontera

Diplomado en Salud Familiar

Diplomado (c) en Infancia y Adolescencia

Desempeño profesional en salud pública (APS)

Hola. Soy Javier, fonoaudiológo creador del sitio web Más Fonoaudiología...

Gracias por leer y compartir mis artículos.

  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Icono de YouTube
  • Pinterest - Gris Círculo

Temuco, Chile

© Más Fonoaudiología 2017- 2020